Una bodega para la
Cooperativa Grano de Oro

01.1.jpg

El sueño de todos los cooperativistas y todas las cooperativistas es de saber que el grupo al cual pertenece tiene su propia sede, un edificio de block con techo bueno, con una pequeña oficina, aseos, posiblemente incluso una ducha. Allí se reunen para asambleas y capacitaciones, a veces sólo para platicar e intercambiar ideas. Asimismo, allí acopian su café en temporada de cosecha, el café que es su orgullo, la base de su vida.

A principio de marzo 2018 vsitamos la Cooperativa Grano de Oro  en la aldea Tojchiquel. Es un grupo que se ha afiliado a Fedecocagua hace poco, pero tiene un buen potencial. Nos enseñaron una parcela de dos cuerdas, aproximadamente 900 m2, que habían comprado con su propio capital y nos pidieron de ayudarles a realizar este sueño de construir una bodega.

Nos pareció una aventura difícil considerando el cerrito con su lindo bosquecito. Sin embargo, como ya habíamos logrado buenos resultados en situaciones análogas, nos comprometimos a ver si se podía encontrar a un patrocinador dispuesto a apoyar el proyecto. Suerte: La dueña de una tostaduría en París que ya había realizado otros proyectos a través de la Fundación UGK, aceptó de cofinanciar la obra.

 

El técnico de la Cooperativa acompañado por los directivos de la Cooperativa logró convencer al alcalde del municipio de Santa Barbara, Huehuetenango, de pagar 30 horas de máquina para aplanar el terreno. Como no alcanzaron estas horas para sacar el cerrito, los miembros tuvieron que invertir más dinero para que se termine esta primera fase decisiva. 

En nuestra próxima visita, en septiembre 2018, nos quedamos sorprendidos al ver un paisaje completamente cambiado - un terreno donde sí se podía construir una bodega.

En la imagen se ve cómo los miembros ya forman el edificio que se inauguró en julio 2019 en presencia de Katell y Jurik así como de representantes de Fedecocagua y de varias Cooperativas del área de Huehuetenango.

02.1.jpg
04.1.jpg