Daños por lluvia en invierno:

Visita al Mirador del 30 de julio 2019.

Casi cinco meses después de su primera visita,  el gerente de proyectos de la Fundación UGK sube otra vez al Mirador - esta vez definitivamente caminando. Aunque todavía no ha habido lluvias fuertes, la brecha ya está tan afectada que el carro del técnico de Fedecocagua no logra subir por zanjas profundas, hoyos y pequeños derrumbes. 

Para el suizo y uno de sus acompañantes, no acostumbrados a esta clase de caminata, es una experiencia un poco dura aunque no llueva, no resbalen por el lodo, no tengan que cargar un bulto. No se sienten frustrados de ver la brecha deteriorada. El hecho no sorprende a nadie y por lo tanto no surge una sensación de desilusión. Pero sí surge la pregunta: ¿Cómo seguirá adelante el proyecto brecha?

El día antes, en la Municipalidad de Chajul,  ha habido otra reunión con el alcalde y su ingeniero . Entretanto en Guatemala se han celebrado las elecciones del nuevo gobierno a nivel nacional, departamental y municipal. El señor que tanto ha apoyado los proyectos de la Fundación UGK no se quedará en su cargo y se ve que lo preocupa el hecho que será difícil terminar las obras previstas en la Comunidad del Mirador. Ha conseguido un monto para ampliar y mejorar la carretera y otro para construir aulas. Pero el dinero no alcanzará para todos los materiales y trabajos necesarios para que se quede sostenible la carretera. No pide nada a la Fundación UGK, solo espera que logre recaudar fondos con una campaña internacional. 

A finales se decide que tal campaña se hará después de ver los resultados de los trabajos que se podrán ejecutar hasta que se termine la legislatura. En enero se documentará la situación y se verá lo que se necesita todavía. Es cierto que la gente del Mirador esperaba más. Sin embargo, en las comunidades de otras Cooperativas ya se han dado tantas veces estas condiciones: en Guatemala se necesita paciencia para llegar a la meta, poco a poco, pero se llega, sí, con confianza y quedándose en la lucha.  Es impresionante ver cómo los pequeños productores de café y sus familias siguen con fé pese a todos los problemas que enfrentan. ¿Será el contacto con la magnitud de la naturaleza, la gratitud por el regalo de la vida que se la da?

Cuando los visitantes se despiden, son invitados a subir al único carro que todavía baja y sube: es el vehículo de un habitante del Mirador que ya se ha preparado a los tiempos modernos y ofrece servicios a los vecinos. En esta oportunidad incluso lo hará gratis. Otra actitud que nos impresiona: el espíritu empresarial de la gente en el campo. Su lema: no esperemos ayuda de afuera - ayudémosnos nosotros mismos. 

66 caminoweb.jpg

30 de julio 2019: Fotografías de la brecha después de las primeras lluvias. Subimos en carro y regresamos en carro.

71 caminoweb
71 caminoweb

press to zoom
73 caminoweb
73 caminoweb

press to zoom
77
77

press to zoom
71 caminoweb
71 caminoweb

press to zoom
1/12