IMG-20221024-WA0013 (002)
IMG-20221024-WA0013 (002)

press to zoom
IMG-20221024-WA0014 (002)
IMG-20221024-WA0014 (002)

press to zoom
IMG-20221024-WA0013 (002)
IMG-20221024-WA0013 (002)

press to zoom
1/2
IMG-20221024-WA0017 (002)
IMG-20221024-WA0017 (002)

press to zoom
IMG-20221024-WA0019 (002)
IMG-20221024-WA0019 (002)

press to zoom
IMG-20221024-WA0022 (002)
IMG-20221024-WA0022 (002)

press to zoom
IMG-20221024-WA0017 (002)
IMG-20221024-WA0017 (002)

press to zoom
1/12

Imágenes de daños en la aldea Hoja Blanca

donde estamos ejecutando un proyecto de informática en dos básicos.

Tormenta Tropical Julia

Unas consideraciones sobre nuestros proyectos de ayuda

 

 

Hace aproximadamente dos años, nuestras cooperativas en Quiché y Huehuetenango fueron golpeadas localmente por una tormenta tropical. Nuevamente, varios puentes fueron destruidos, muchas carreteras colapsaron, algunas aldeas se quedaron incomunicadas, numerosos pequeños productores no sólo perdieron parte de sus cultivos, sino incluso de sus plantaciones.

En unas aldeas, las autoridades responsables intentaron reparar las carreteras a cargo del Estado. Además, empresas privadas pusieron a disposición sus máquinas para apoyar los trabajos, y como siempre ocurre, los propios afectados echaron una mano inmediatamente con pala y piocha.

​​

Mientras tanto, ha pasado más de un mes. Afortunadamente, la situación ha mejorado significativamente. El acceso a los alimentos está garantizado en todas partes. Sin embargo, los precios han subido tanto que es difícil para los más pobres comprárselos.

En tales casos, la Fundación UGK recibe numerosas solicitudes de ayuda económica. Esto nos está causando problemas, porque como brazo social de Fedecocagua, recibimos la mayor parte de los fondos de la Federación. En estos días, el proyecto con USAID está a punto de completarse después de 5 años, lo que significa que en caso de un desastre natural se pierde el acceso a los fondos de emergencia y se reduce el personal. Además, por la situación económica mundial que provoca un mercado nuevamente volátil está dificultando el comercio de café. Los directivos de Fedecocagua siempre ven con buenos ojos nuestras actividades y apoyan a la Fundación UGK con alrededor de un millón de quetzales al año (actualmente unos 130.000€). Les agradecemos por esto y entendemos que no todos los deseos se pueden cumplir en la situación actual. Con esto en mente, también les pedimos a nuestros candidatos que entiendan nuestra posición.

Con la ayuda de clientes y amigos de Fedecocagua, estamos tratando de establecer un fondo de ayuda de emergencia que pueda ser utilizado principalmente en caso de desastres naturales. Con los fondos disponibles actualmente, pudimos apoyar a las cooperativas Hoja Blanca y Cocolense en el departamento de Huehuetenango con 25.000 quetzales cada una (3.250 €) para que puedan usar una máquina para abrir paso.

Terminemos esta información con una noticia positiva: a pesar de la lluvia, la Cooperativa Covenorte (Nebaj, Quiché) instaló el techo de la nueva bodega. El edificio ahora está completo en un 90%. El sueño de los miembros se realizará al 100% cuando el piso esté cementado, los suministros de agua y electricidad estén completos y las puertas estén en su lugar. ¡Les informaremos al respecto!

IMG-20221031-WA0036 (002)
IMG-20221031-WA0036 (002)

press to zoom
IMG-20221031-WA0034 (002)
IMG-20221031-WA0034 (002)

press to zoom
IMG-20221031-WA0033 (002)
IMG-20221031-WA0033 (002)

press to zoom
IMG-20221031-WA0036 (002)
IMG-20221031-WA0036 (002)

press to zoom
1/3