01
01

press to zoom
02
02

press to zoom
11
11

press to zoom
01
01

press to zoom
1/11

Powerpoint NUESTRA ALDEA HOJA BLANCA

realizada por los y las estudiantes del Básico Flor de Café

1 El curso de computación en el 

Colegio de Educación Básica “Flor del café” (Hoja Blanca)

Información de Jenifer Domingo, maestra

Imágenes

Jenifer y su colega dan clases a sus alumnas y alumnos en todas las asignaturas de la escuela secundaria, y por lo tanto también en informática. Son sólo 10 estudiantes, 7 en primer grado y tres en tercero. La gran mayoría de los jóvenes en esta zona termina la escuela al acabar los seis años de primaria, se van a trabajar o emigran.  En la actualidad, se anuncia la inscripción de dos alumnos más.

Los estudiantes tienen dos clases de computación a la semana, pero pueden hacer uso de las computadoras a otras horas si las necesitan para hacer sus deberes en otras asignaturas. No hay acceso a Internet en el colegio. Casi todos los jóvenes tienen un celular, pero no lo pueden utilizar en el colegio.

Actualmente hacen ejercicios con Office: escriben textos con Word y aprenden a manejar tablas y formulas con Excel. Siempre están emocionados por  descubrir algo nuevo y se alegran de estar involucrados en este proyecto que prevé reportes e investigaciones de toda clase.
En los chats de vídeo con Jenifer se percibió su gran compromiso, especialmente cuando quiso que toda la clase participara en una reunión virtual en el aula de informática. Sólo se rindió cuando quedó claro que la señal no era suficientemente buena ese día y que todos los intentos iban a fracasar. Pero no cabe la menor duda que ¡algún día lo lograremos!

2 El curso de computación en el 

Instituto Nacional de Educación Básica Campamento Bajo (Hoja Blanca).

Información de Paola Ángel, maestra

Imágenes

De lunes a viernes Paola Ángel y su compañera viven en el mismo Instituto Nacional de Educación Básica Campamento Bajo, un nuevo edificio con buena infraestructura recientemente inaugurado. Enseñan todas las asignaturas – ahora incluso informática– a 19 alumnas y alumnos: 9 en 1° grado, 5 en 2° y 5 en 3°. Vale la pena escuchar a Paola:

"El ambiente en el aula depende del área donde se encuentra. En el área úrbana hay más problemas de disciplina. Aquí respetan los valores, respetan a la maestra. Yo a  los jóvenes aquí en Hoja Blanca tengo un gran amor y un gran respeto porque estos chicos son muy respetuosos. Quando jugamos y es momento de hacer bulla, todos hacemos bulla, y cuando es momento de hacer silencio, todos hacemos silencio. Es un ambiente muy bonito porque todos nos queremos. Considero que eso es porque los padres son más duros cuando se trata de valores. Nosotros los maestros somos los médicos, los abogados… todo. Para mi es muy armonioso.”

"El nivel de los alumnos está un poco más bajo que en Cuilco porque los alumnos no tienen acceso a Internet, ni a la televisión y en la escuela primaria un solo maestro trabaja con varios grados en la misma aula. El problema se hace aún más serio cuando un chico termina básico con buenas notas: ¿cómo seguir adelante hasta bachillerato… hasta universidad? De los 19 que en este momento están en básico seguramente un 20% tienen bastante potencial para una carrera de esta clase."

Entendemos que un curso de computación es de gran importancia porque aprendiendo a manejar bien la tecnología de información, los jóvenes podrán colmar poco a poco sus lagunas de conocimiento. Sin embargo a ver si este proyecto confirma esta teoría, si en la práctica alcanza la señal en la Hoja Blanca para poder trabajar con Internet. Las entrevistas ya enseñaron que posiblemente surgirán problemitas.

3 El curso de computación en las escuelas de Cafetales (Esquipulas, Chiquimula)

Palabras de Abel José Fuentes, gerente de la Cooperativa Cafetales

Imágenes

El complejo escolar de Cafetales incluye la Escuela Oficial Rural Mixta Alexa, el nivel parvulario; la Escuela Oficial Rural Mixta Aldea Cafetales, el nivel primario, y el Instituto Nacional de Educación Básica, el nivel de telesegundaria, para un total de 91 estudiantes. Las tres son bien equipadas sólo faltaba un salón con computadoras para poder dar clases de informática. Sabemos que hoy en día nadie puede optar a un empleo si no lo sabe cumplir. Ahora, nuestros niños no tienen acceso a una computadora. Hasta la fecha los padres de familia que tienen la facilidad económica mandaban sus hijos a la escuela más cercana eb Chanmagua porque ahí hay tecnología. Como el gobierno no apoya nuestra escuela en esta situación, es importante que una Federación de Cooperativas como Fedecocagua o una Cooperativa como la nuestra asuma la responsabilidad social y de este plus a la comunidad.

Cuando el proyecto fue aprobado y recibimos 85,000 por parte de la Fundación UGK, la Cooperativa decidió puso como contrapartida 43,000 Q (5’600 $) para el remozamiento de un salón que se había quedado abandonado. De hecho pensabamos en renovar la fachada de nuestra sede para dar  una imagen más realzada de nuestra Cooperativa. Pero consideramos que la Cooperativa tiene una conexión social muy buena. Sabemos que la educación es el arma para poder cambiar el mundo actual. Guatemala carece de educación y con la pandemia el nivel ha venido abajo. Por eso decidimos invertir nuestro dinero primero en el proyecto de las computadoras y mejorar nuestra imágen más adelante. Los padres de familia dieron la mano de obra en parte calficada y en parte no calificada de un valor de aproximadamente 3,000 Q. (380 $).

La idea es que cada estudiante de los tres niveles tendrá su curso de computación que será dado por la maestra de su grado. En este momento se instalan los escritorios y las computadoras y un controlador de voltaje de manera que todo estará listo el 4 de agosto, día de la inauguración. Tendremos Internet ya instalado en el salón, ofrecido gratuitamente por una empresa local. 

Al igual que en las charlas con Jenifer y Paola, resulta claro que existe un gran interés por intercambiar ideas e información con regularidad: ¡prometedor!

01.1 Curso de informática.jpg